paso soledad

El “paso” procesional de la Soledad de Nuestra Señora, es una parihuela de madera de 2,36 m de ancho por 3,78 m de largo y 2,30 m de alto, de estilo neoclásico con capacidad para 29 costaleros y adaptada para trabajo a costal siendo un total de 6 trabajaderas internas.

Se divide la composición en faldones, respiraderos, canasto, mesa (del canasto) y peana.

faldon frontal Soledad

Faldón delantero del paso procesional de la Soledad de Ntra. Sra.

Los faldones son de terciopelo negro, bordados en hilo de plata y seda morada a realce. Su función es  cubrir el interior de la estructura decorando y dando mayor elegancia a la composición. Se define el bordado con líneas rectas y curvas amen de numerosos motivos florales y vegetales. El faldón de la parte delantera, añade en su centro un corazón flameante con 7 puñales hincados, símbolo de los 7 dolores de la Virgen María, motivo que se repetirá a lo largo de la iconografía. Los bordados se disponen enmarcando el faldón, son obra original de José Manuel Martínez Hurtado, diseño de 2009, realización entre 2010 y 2013.

IMGP0852

Escudo de la Cofradía, respiradero frontal del paso procesional de la Soledad de Ntra. Sra.

Los respiraderos, sirven como su propio nombre indica, como lugar de respiración para los costaleros cuya cabeza durante el esfuerzo queda a esa altura. De realización en madera, barnizados en color caoba, presenta numerosos motivos vegetales destacando ramas, flores y hojarascas. Tanto los dos costeros como la trasera incorporan una cartela en plata cada uno. Surgen cuatro maniguetas en caoba y orfebrería de Hijos de Juan Fernández de Sevilla y Guzmán Bejarano la talla. En la delantera se incorpora el escudo de la Cofradía en plata del mismo taller sevillano.

El canasto supone la parte que sigue a los respiraderos, proporciona altura a la composición ya que se posiciona por encima del nivel de la cabeza del observador. De decoración neoclásica, destacan estípites y bolutas con profusión en motivos vegetales y frutales, presenta en los costeros cuatro ángeles tallados de medio relieve y en las esquinas cuatro capillas decoradas con una concha. En cada lateral surgen cuatro cartelas respectivamente. El canasto es de talla en madera y barnizado en color caoba, al igual que los respiraderos, ambos obra del tallista Antonio Moreno Carrasco del año 1984 al 1986.

IMG_0335

Trasera del paso procesional de la Soledad de Ntra. Sra. Fotografía de La Locura de una Familia Cofrade

La mesa (del canasto) o parte superior, no es visible ya que se cubre completamente por el exorno floral, es inclinada desde el centro hasta todos sus vertientes, por su representación, es también llamada calvario. Nace en su zona mitad trasera una cruz arbórea, donación de la  Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Obediencia, María Santísima del Mayor Amor y San Juan Evangelista, de la ciudad vecina de Guadix, que es ahijada de nuestra corporación. La cruz presenta cantoneras e INRI de orfebrería de plata de 1993. De ella pende un sudario blanco y dos escaleras de madera barnizadas en caoba que apoyan sobre la parte trasera del canasto.

Sobre la mesa y en la zona central se apoya una peana cuadrada de 130 cm de ancho por 130 centímetros de largo por 40 cm de alto, realizada en madera tallada y barnizada en color caoba, con distintos motivos vegetales obra de Julián Sánchez, entre los años 2004 y 2005, decorada con friso, cuatro cartelas con inscripciones (Stabat Mater, Dolorosa, Iuxta Crucis y Lacrimosa) situadas en cada lado y cuatro ramilletes de flores, uno por esquina, todo ello en plata obra del taller Sevillano de Hijos de Juan Fernández. Su elaboración se produjo entre los años 2006 y 2007.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Canasto, candeleros de guardabrisa, Ángel pasionista, peanas y faroles del paso de la Soledad de Ntra. Sra.

La iluminación del paso se compone de cuatro faroles grandes, dos pequeños de entrecalle y 12 candeleros con guardabrisa. Los faroles grandes se sitúan sobre la mesa del paso, uno en cada esquina y sobre pequeñas peanas de orfebrería  de plata decoradas con motivos vegetales y sirenas.  Los faroles son de estilo barroco pero de líneas y figura recta, de orfebrería de plata, presentan numerosos elementos vegetales y angélicos, rematados por una corona abierta. Tienen capacidad para cinco cirios dispuestos en forma de cuadrilátero y uno central, la luz sale por ocho ventanas de cristal, cuatro principales y cuatro mas pequeñas situadas en las esquinas. Los dos pequeños de entre calle son de igual hechura pero con capacidad para un cirio, se disponen a los lados de la imagen de la Virgen, todo ello de 1993. El juego de doce candeleros son de diseño barroco hechos en orfebrería de plata y guardabrisas de cristal decorados con motivos vegetales, de mitad de los años 80. Todo obra del taller sevillano de Hijos de Juan Fernández.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cartela (Huida a Egipto) del respiradero del paso procesional de la Soledad de Ntra. Sra.

La iconografía del paso ronda alrededor del dolor de la Virgen María, dejando a un lado la imagen titular, las cartelas de bajorelieve de plata cincelada y repujada situadas en el canasto y respiraderos son de 1987 y representan los siete dolores de la Virgen María, siendo estos: la profecía de Simeón, la huida a Egipto, la pérdida de Jesús en el templo, el encuentro con Jesús cargando con la cruz, la crucifixión de Jesús, recibir a Jesús descendido y la Soledad de María tras la muerte y entierro de su hijo. Se sitúan en las esquinas del canasto a su vez, cuatro ángeles de plata con instrumentos de la pasión (Corona de espinas, lanza, clavos y flagelo) de 1993. Todo ello obra del taller de Hijos de Juan Fernández de Sevilla.

Por último y poniendo el broche final al paso mariano, cabe destacar dos piezas: el llamador donado por la cuadrilla de costaleros de la Soledad de Nuestra Señora obra nuevamente de Hijos de Juan Fernandez, del año 2008, tras diseño de Álvaro Abril Vela de 2007 que presenta dos ángeles recogiendo un paño con un corazón flamante con siete puñales hincados, a la vez que sujetan una corona de espinas y unas tenazas; y un relicario con trazado clasicista, compuesto por una urna con pie y cúpula, donde se sitúa un fragmento de la imagen del Señor de la Humildad.

SONY DSC

Frontal del paso procesional de la Soledad de Ntra. Sra.