Martes-Santo-Cañilla-66

Paso del Señor de la Humildad, se observa el faldón, respiradero, maniguetas, llamador, canasto, cartelas, candelabros y misterio principal.

El “paso” procesional del Señor de la Humildad, es una parihuela de 2,34 m de ancho por 4,65 m de largo y 2,34 m de alto de estilo barroco, con capacidad para 40 costaleros, adaptada para trabajo a costal siendo un total de 8 trabajaderas internas .

Se divide la composición en faldones, respiraderos, canasto, mesa (del canasto) y peana.

faldon frontal Humildad

Faldón delantero del paso del Señor de la Humildad

Los faldones son de terciopelo rojo granate, bordados en hilo de oro a realce. Su función es cubrir el interior de la estructura decorando y dando mayor elegancia a la composición. Se define el bordado con líneas curvas y barrocas amen de numerosos motivos florales y vegetales. El faldón de la parte delantera, añade en su centro una corona de espinas con una caña cruzada, símbolos propios del misterio que se representa, la Coronación de Espinas. Los bordados se disponen enmarcando el faldón, son obra original de José Manuel Martínez Hurtado, diseño de 2009, realización entre 2012 y 2014.

Los respiraderos, sirven como su propio nombre indica, como lugar de respiración para los costaleros cuya cabeza durante el esfuerzo queda a esa altura. De diseño barroco en madera de cedro de Brasil de primera calidad de 3 mm de grosor, dorados en oro fino de Ley 23 3/4 por Justiniano Sánchez y Abel Velarde durante los años 2005 hasta el 2009, presenta numerosos motivos vegetales destacando ramas, flores, hojarascas y granadas. Tanto los dos costeros como la trasera y la delantera incorporan tres cartelas talladas cada uno. Al mismo se le incorpora baquetón y molduras Surgen cuatro maniguetas de mismo estilo y forma.

canilla2

Canasto sin cartelas, misterio y guardabrisas, del paso del Señor de la Humildad. Fotografía “Albores de Pasión”

El canasto supone la parte que sigue a los respiraderos, proporciona altura y es la zona que realza el misterio ya que se posiciona por encima del nivel de la cabeza del observador. De decoración barroca, con profusión en motivos vegetales y frutales, de gran movimiento y dinamismo, con curvas y contracurvas, presenta en cada costero tres cartelas, una en el frontal, una en la trasera, una en cada esquina y la correspondiente crestería. El canasto es de talla en madera de Cedro de Brasil de primera calidad de 65 cm de altura y dorado en oro fino de Ley 23 3/4 por Justiniano Sánchez y Abel Velarde durante los años 2005 hasta el 2009, al igual que el respiradero y los candelabros, todo obra del tallista Julián Sanchez entre los años 1999 al 2002.

4165415

Misterio, peana y mesa del canasto

La mesa (del canasto) o parte superior, no es visible al espectador a pie de calle, ya que es completamente plana, sobre ella se sitúa el misterio principal y está rodeada de un friso de flor. Reproduce las losetas de un patio completando la escenografía de la coronación de espinas, fue realizada por Justiniano Sánchez y Abel Velarde en el año 2010. En su Zona central se alza una peana de dimensiones cuadriláteras (90cm de ancho por 90cm de largo por 38cm de alto) sobre la que se apoya el Señor de la Humildad, de madera dorada y con finos dibujos tallados, procedente del antiguo paso del Señor de la Humildad de Manuel Cuerva  y que fue restaurada por Justiniano Sánchez y Abel Velarde para el año 2009

ARL2230_1-copia

Delantera del paso procesional del Señor de la Humildad, faldón, respiradero, cartelas y maniguetas. Fotografía de AhoraGranada

La iluminación del paso se compone de seis candelabros con guardabrisas, dispuestos en las esquinas del paso y dos en los costeros, siendo los de las esquinas de 9 luces y los de entrecalle de 5 luces. De disposición barroca recuerdan a motivos vegetales, realizados en madera tallada y dorada en pan de oro, obra de los autores anteriormente mencionados (talla y dorado). Los guardabrisas se componen de tulipas de cristal con el escudo de la corporación, se insertan en los cubiletes que portan la cera o mecheros de parafina y sirven para proteger la llama del viento o brisa, de ahí su nombre.

La iconografía del paso ronda alrededor de los santos, personajes y escenas bíblicas relacionadas con la vida de Jesus y advocaciones del Mismo, todo ello obra del diseño icono-teológico de Manuel Amador Moya del año 1998 y Jose Manuel Martínez Hurtado en 2008 (cartelas). Las distintas composiciones se distribuyen de la siguiente forma, el misterio central situado en la mesa del paso, los pequeños misterios o escenas relacionadas con Jesucristo contenidas en las cartelas del canasto y los santos también en cartelas del respiradero.

El misterio central es la llamada “Coronación de Espinas” representa el momento bíblico en el que Jesús tras ser torturado es Humillado nombrándolo rey mientras le coronan de espinas y le imponen una clámide a modo de púrpura junto a una caña a modo de cetro. La imagen central de Jesucristo es el Señor de la Humildad (Anónimo), completan el misterio cuatro imágenes secundarias:imágenes secundarias misterio señor Un romano portando lanza que vigila la acción, de talla completa sobrevestida, un sayón de duras facciones y bizco que alarga un brazo sujetando una tenazas con las que ha insertado la corona de espinas, con un flagelo en la otra mano, ambos obra de Eduardo Espinosa Cuadros del año 1927; un miembro del Sanedrín que observa a la par que el romano y un sayón inclinado haciendo una reverencia en señal de burla ambos de Ángel Asenjo Fenoy, imágenes de vestir de los años 2001 y 1999 respectivamente. El diseño de los ropajes que visten las figuras secundarias fue fruto del estudio de Jose Manuel Martínez Hurtado en Colaboración con Esteban Cruz y confección de un grupo de Hermanas de la Cofradía, estrenados en la Semana Santa de 2010

Selección de Cartelas del Canasto y respiraderos del paso del Señor de la Humildad

Las Cartelas del paso, de alto relieve, son ejecución de Jose María Leal Benáldez, fueron estrenadas entre los años 2012 y 2013, realizadas en madera de Cedro Real, policromadas al óleo y estofadas en oro fino. En el canasto cabe destacar a “Jesucristo Rey del Universo”, “Santísima Trinidad”, “Resurrección de Lázaro”, “triunfo de Jesucristo Sobre la Cruz”, “Resurrección de Cristo”, “Presentación ante Pilatos de Jesús”, “Anunciación del nacimiento de Jesús”, “Entrada de Jesús en Jerusalén”, “Jesús resucitado ante Tomás” y el “Bautismo de Jesús” entre otros. De los respiraderos a su vez también cabe destacar las imágenes del Dulce Nombre de Jesús, Santo Domingo, Moisés, San Ignacio de Loyola y San Francisco entre otros, siendo las seis laterales realizadas bajo la técnica “de chuleta”.

 

Diseño del llamador del paso del Señor de la Humildad

Para finalizar destaca el llamador, diseño de Jose Manuel Martínez Hurtado en 2010, por donación de los hermanos costaleros, realizado por los talleres de orfebrería Hijos de Juan Fernández de Sevilla, en plateado, muestra a un león postrado de cuyas zarpas delanteras surgen una corona real cerrada y una caña.